S-26 PREMATUROS GOLD

1318 | Laboratorio WYETH

Descripción

Acción Terapéutica: Leches y suplementos dietéticos

Composición

Análisis aproximado por 100g de polvo: contenido energético: 520kcal, proteína: 12,7g (lactoalbúmina 60% - caseína 40%), carbohidratos: 54g, grasa: 28g, AA: 163mg, DHA: 108mg, agua: 2g, ácido linoleico: 4.140mg, cenizas: 3g, taurina: 38mg. Vitaminas: vitamina A: 1.911UI (como retinol: 573mcg), beta-caroteno: 153mcg, vitamina D: 382UI (como colecalciferol: 9,6mcg), vitamina E: 11UI (como d-alfa-tocoferol: 7,7mg), vitamina K: 51mcg, vitamina B1: 764mcg, vitamina B2: 1.274mcg, vitamina B6: 459mcg, vitamina B12: 1,9mcg, vitamina C: 70mg, niacina: 5.223mcg, ácido fólico: 306mcg, ácido pantoténico: 2.866mcg, biotina: 15mcg, colina: 96mg, inositol: 29mg. Minerales: calcio: 510mg, fósforo: 271mg, magnesio: 51mg, hierro: 5,1mg, zinc: 5,1mg, manganeso: 64mcg, cobre: 525mcg, yodo: 64mcg, sodio: 223mg, potasio: 541mg, cloruro: 382mg. Ingredientes: maltodextrinas, concentrado de proteína del suero, leche desnatada, lactosa, aceite oleico (girasol), aceite de coco, aceite de soya, oleína de palma, triglicéridos de cadena intermedia, ácidos grasos poliinsaturados de cadena larga (AA y DHA), lecitina de soya, monoglicéridos, taurina, concentrado de tocoferol mezclado.

Presentación

Lata de 400g A-82.408.

Indicaciones

Sugerencia de uso:fórmula láctea especial preparada para satisfacer los requerimientos nutritivos particulares de los lactantes de bajo peso. Este producto sólo ha de usarse bajo la dirección de un profesional competente.

Dosificación





Precauciones

Los lactantes de bajo peso son particularmente susceptibles a experimentar complicaciones del tracto gastrointestinal. La tolerancia a la alimentación enteral debe confirmarse ofreciéndole al niño pequeños volúmenes de una fórmula hipocalórica (13kcal/30ml) seguidos de la progresión cautelosa de alimentos más ricos en calorías. La regurgitación, materia residual gástrica excesiva, distensión abdominal, heces fecales o características coprológicas anormales u otros signos de disfunción intestinal se han asociado con la práctica de la alimentación enteral antes que el tracto intestinal esté listo para acomodar este régimen de alimentación. Al primer signo de tales problemas, la alimentación enteral debe hacerse con más lentitud o suspenderse en lo absoluto. A medida que la capacidad volumétrica de alimentación del neonato lo permita, y en caso de que no sea posible la lactancia materna, debe considerarse una fórmula estándar para neonatos a término. Se recomienda que todo neonato de bajo peso haga la conversión a la fórmula S-26 Gold, antes de salir del hospital para la casa.

Indicado para el tratamiento de:

Publicidad

iVademecum © 2016 - 2019.

Políticas de Privacidad
Disponible en Google Play